Javier Carballeda: “El problema comienza a ser serio”

Su cargo de gerente de la Asociación de Constructores de Pontevedra (ACP) incluye frecuentes visitas a las empresas por eso Javier Carballeda afirma rotundo que la falta de personal “es un problema que comienza a ser serio”.

Y será peor por esos 900 operarios que necesitarán este año.

-En realidad esto se produce por una combinación de factores, como una tormenta perfecta en el sentido de que se ha juntado un poco todo: se perdió mucho empleo en la crisis del 2007 muy difícil de recuperar y a su vez, con la recuperación ahora hace falta mucha mano de obra. Pero es un sector con futuro y de progresión para el trabajador; donde uno puede entrar como un simple peón de obra y llegar a ser encargado. Y no está mal retribuido.A modo de referencia, el salario de un peón para 2018 es de 17.157 euros anuales. Nuestro convenio está bastante por encima del salario mínimo interprofesional y supera a los de otros sectores como los de la hostelería o el comercio.

¿Qué puestos tienen ahora más demanda?

-Fundamentalmente el de albañil. Pero también se necesitan electricistas y fontaneros, como también muchos jefes de obras, encargados… Desde alguna empresa también piden aparejadores, ingenieros técnicos de obras públicas.

¿La falta de mano de obra afecta por igual a todas las empresas en Vigo, o más a las que trabajan para la administración?

-Vigo es un poco peculiar. Es una administración que licita mucha obra pública y también parece que está remontando la privada, y eso a pesar de que no hay Plan General. Hay ciertas bolsas de suelo que se están empezando a revitalizar y también creemos que cuando se apruebe el PXOM provisional también le dará un impulso bastante elevado a la contratación privada. Sin olvidar las elecciones municipales, por eso tal vez entre las empresas más preocupadas por el escaso personal sean las que se dedican a obra pública, por lo que pasará después de los comicios elecciones. Es que aquí hay importantes actuaciones públicas, obras de envergadura que coincidirán en el tiempo, la estación Vialia o la Ciudad de la Justicia, por decir algunas de las importantes. Así que la estimación de 900 personas que necesitará nuestro sector no es para nada exagerado. Pero ojalá siga así muchos años.

Se refiere a que prefiere sufrir esta falta de operarios y no un bajón de actividad.

-Por supuesto que sí. La mala noticia es la falta de mano de obra no que haya mucha actividad. Hay un problema que nos preocupa pero no es para quejarse.

@FarodeVigo